Falta de oxígeno y elevada temperatura en el mar ocasionó muerte de conchas de abanico

La semana pasada, el Instituto del Mar del Perú – IMARPE, realizó un estudio sobre el Estado de la Calidad Ambiental en la bahía de Pisco - Paracas y su relación con la mortandad de los recursos hidrobiológicos en la zona, con el fin de conocer las causas de este suceso.

 
Como es de conocimiento en la zona de Atenas están ubicadas las concesiones marinas de la bahía de Paracas, zona en donde se colocan las conchas de abanico para su engorde aplicando el modo de cultivo de fondo.

Los expertos evaluaron diez estaciones de muestreo distribuidas al azar a lo largo del área de Atenas, encontrando conchas de abanico con densidades que variaron de 22 a 163 individuos por metro cuadrado, demostrando así una alta densidad poblacional y una distribución no homogénea en una zona poco profunda. Asimismo se encontró que el 43% de ejemplares no cumplían con la talla mínima legal de 6.5 centímetros.

Por otro lado las estaciones evaluadas presentaron anoxia, condición que se da por el poco intercambio de agua y una elevada carga de materia orgánica, que al descomponerse agota el oxígeno; otro factor determinante fue el incremento de la temperatura del agua de mar frente a Pisco lo cual sumado originó la muerte del recurso.